Contacto: 881 94 19 61 - info@openinnova.es

Medir Productividad Teletrabajo Remoto. Descúbrelo

Medir Productividad Teletrabajo Remoto. Descúbrelo

Medir Productividad Teletrabajo Remoto. Descúbrelo. Vamos a ayudarte a gestionar de manera correcta tu empresa e impulsarla al éxito en los negocios.

Cuando se trata de trabajo remoto, ¿conoces qué métricas realmente importan?

Medir Productividad Teletrabajo Remoto.

El uso de software para rastrear y monitorear a los empleados nunca nos ha gustado. Tal vez sea porque jugué un papel en el desarrollo de algunos de los primeros programas destinados a ese propósito.

A finales de los 90, las empresas se enfrentaron a un problema. Por primera vez, estaban subcontratando su desarrollo de software y TI a gran escala en la India. Pero con su fuerza laboral en el otro lado del mundo, ¿cómo podrían saber lo que estaban haciendo sus empleados? 

En ese entonces, se les ocurrieron todo tipo de ideas, desde revisar y analizar el código del programa que crearon los empleados hasta monitorear realmente la actividad de su escritorio.

En la actualidad las empresas han llevado esa tecnología al siguiente nivel, midiendo las pulsaciones de teclas, los movimientos del ratón e incluso llegando a tomar capturas de pantalla de los monitores de los empleados a intervalos aleatorios. 

La pregunta fundamental sigue siendo la misma. Cuando la gestión de los trabajadores a simple vista ya no es una opción, ¿cuál es la mejor manera de medir la productividad? ¿Qué métricas importan? ¿Y en qué momento resulta contraproducente la búsqueda de la medición de la productividad? 

Si bien el regreso a la oficina está en el horizonte para muchas empresas, las opciones de trabajo híbrido sólo cobrarán más importancia en los años venideros. Para las empresas y sus empleados, controlar el análisis remoto se está volviendo más complicado y más crítico.

Amamos los datos. Pero hay aplicaciones de medición correctas e incorrectas. Aquí hay una mirada privilegiada de lo que funciona y lo que no.

Concéntrate en Medir el Resultado. Medir Productividad Teletrabajo Remoto.

El seguimiento de los empleados era generalizado antes de la crisis. En 2018, el 50% de las grandes corporaciones usaban el monitoreo de correo electrónico y el análisis de ubicación. Pero en los primeros meses del bloqueo, el uso del software de monitoreo se disparó.

Para los empleadores, las herramientas de monitoreo pueden parecer una solución provisional útil en un momento en que los equipos no están en la oficina. Solo un problema, el tiempo que se pasa frente a un teclado o frente a una cámara web no es indicativo de rendimiento o productividad. De hecho, este tipo de monitoreo puede funcionar en contra de obtener los resultados que deseas. Cuando los trabajadores saben que se están midiendo las pulsaciones de teclas, por ejemplo, se les incentiva a realizar un trabajo intenso, que podría tener poco valor comercial para la empresa.

El problema más profundo es que, en muchos sentidos, hemos estado midiendo la productividad de forma incorrecta, confundiendo los insumos con los resultados. Incluso el seguimiento de las «horas», la métrica más antigua del lugar de trabajo, es fundamentalmente engañoso. El solo hecho de saber que alguien ha trabajado 40 horas a la semana da poca información sobre lo que realmente logró.

Recompensar los Resultados Comerciales.

Un enfoque mucho mejor es medir y recompensar los resultados comerciales. Estos diferirán de una empresa a otra y de un empleado a otro, y ese es precisamente el punto. Tomarse el tiempo para definir primero cómo se ve el éxito y luego encontrar formas de medirlo es la forma más segura de impulsar la productividad. Esquemas útiles como KPIOKR y KRA giran alrededor de esta premisa central.

Para los ingenieros de nuestro equipo. El éxito significa una programación de calidad bien probada antes de los controles de revisión de código. Para los vendedores, el éxito puede significar que se agreguen clientes potenciales calificados al embudo de ventas. Para los creadores de contenido, el éxito se puede cuantificar en publicaciones de blog escritas o, mejor aún, en tráfico web generado.

El punto es que estas definiciones están muy personalizadas y se centran en los resultados, no en el proceso. Reflejan la productividad real, no un trabajo ajetreado o gente sentadas en sus sillas. 

Curiosamente, a través de la lente de estas métricas orientadas a la producción, nuestra empresa vio un marcado repunte en el rendimiento durante la pandemia. Por ejemplo, mientras trabajaban de forma remota, nuestros ingenieros completaron más controles de software que nunca. Esto no es exclusivo de nosotros, más de la mitad de los ejecutivos dijeron que la productividad promedio de los empleados había mejorado. En general, se encontró que el bloqueo es positivo para la productividad de los trabajadores del conocimiento.

El Factor X de la Confianza.

Sin embargo, hay una advertencia aquí. Incluso con un enfoque en la medición de la producción, los resultados y las métricas pueden ocultar todo lo que revelan. De hecho, el factor más importante es algo que ni los esquemas de seguimiento más sofisticados pueden cuantificar. La confianza. 

En su forma más simple, la confianza significa saber que alguien está actuando teniendo en cuenta los mejores intereses del equipo, ya sea que estén siendo observados o no. La confianza significa darles a los empleados la autonomía para preguntar ¿Cuál es el mejor uso de mi tiempo? Y alentarlos a usar su instinto para guiar sus decisiones.

Los beneficios de este tipo de confianza son tangibles. Los empleados de organizaciones con una alta confianza son más productivos, tienen más energía en el trabajo, colaboran mejor y permanecen más tiempo con sus empleadores. También tienen menos estrés y mayor satisfacción en sus vidas. Un estudio encontró que el 63% de los empleados definieron como una gran experiencia hacer su trabajo con poca supervisión.

Y aquí es donde el monitoreo puede ser contraproducente. El software invasivo corre el riesgo de erosionar el pacto entre empleador y empleado, rompiendo el sentido de confianza que motiva a las personas a hacer su mejor trabajo. Basta con mirar a Barclays. El banco global instaló software para rastrear el tiempo que los empleados pasaban en sus escritorios y enviar advertencias emergentes a aquellos cuyos descansos fueron demasiado largos. Lejos de impulsar la productividad, las medidas dieron lugar a una reacción rápida y rotunda. Estos resultados no son inusuales.

Conclusión. Medir Productividad Teletrabajo Remoto.

Entonces, ¿cómo fomentar este sentido de confianza en un entorno de trabajo remoto? Baste decir que no hay trucos ni soluciones rápidas. Para mí, comienza con la comprensión y la alineación de las expectativas. Los empleadores deben establecer lo que se espera y los empleados deben expresar lo que es posible. Esto no es algo de una sola vez, es un diálogo continuo que requiere atención adicional en un contexto remoto, donde es muy fácil que ocurran malentendidos y mala comunicación. 

Los controles en toda empresa son fundamentales. Cuando se trata de realizar un seguimiento de la productividad, medir los minutos dedicados a una tarea o las pulsaciones de teclas no es eficaz. Tener una comprensión compartida del éxito, y asegurarse de que los empleados estén motivados para lograrlo, es mucho más valioso.

Es importante destacar que estas lecciones se aplican tanto en un contexto de oficina como en uno remoto.

La mayor herramienta de productividad puede ser una de las más antiguas. La confianza. 

Comenta y comparte. Será un placer poder ayudarte! Contacta con nosotros…

Soluciones Software Libre para Empresas. Nuestro Trabajo. Tu Éxito. Somos Artesanos del Software.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*